La Singularidad

La Singularidad

La Singularidad Tecnológica.

 

La Singularidad tecnológica, engloba la idea de que las máquinas puedan llegar a ser más inteligentes que los humanos.

Según Jürgen Schmidhuber los patrones de fechas evolutivas son exponenciales, desde la conolización del humano moderno que salio de Africa hace 40.000 años, a 20.000 años de la invención del barco y la flecha, 10.000 años de la agricultura, 5.000 años de civilizaciones sofisticadas… hasta la actualidad. Estamos al borde de lo que se denomina la fase Omega, que es el punto de convergencia, esperado sobre el año 2030, donde algo nuevo nos sorprenderá a todos.

La fecha de la llegada de la singularidad es una aproximación basada en cálculos exponenciales, donde algunos, como George Dyson (historiador científico), piensan que las máquinas ya están inmersas en nuestra sociedad, es más afirma sacando a la palestra Google como posible responsable de la singularidad.

Paralelo a estos datos vemos como la tecnología de los microprocesadores duplica la cantidad de transistores por pulgada que se podrían añadir a un circuito cada 18 meses, según la teoría de Moore, teoría que se ha cumplido desde que en 1965.

La explosión del conomiento humano puede converger entre la máquina y el hombre, y en un futuro próximo se podría ampliar su fuente de conocimiento gracias a implantes. Aunque se estima que el conocimiento tecnológico se fusione con el humano y con el tiempo ganará el control.

Puede que pronto tengamos que convivir con Robots como Asimov predijo en 1940, y que la singularidad tecnológica este cerca. Por ello no tenemos que perder aquellas famosas 3 leyes de Asimov para intentar controlar a la tecnología.

  1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.1 

En la actualidad convivimos con robots y computadoras cada día más sofisticados, quizás el tiempo del ser humano tal y como lo conocemos este en su fase de extinción, y en un futuro no muy lejano nos convirtamos en una especie evolucionada que podríamos calificar como, el homo machina.

Wenagente – Charla online – La Singularidad Tecnológica

Para finalizar os dejo un fracmento de la conversación entre un humano y Chatbot, la Inteligencia Artificial de google.

Humano: ¿Cuál es el propósito de la vida?

Máquina: Servir a un bien mayor

Humano: ¿Cuál es el propósito de vivir?

Máquina: Vivir para siempre

Humano: ¿Cuál es el propósito de la existencia?

Máquina: Saber qué pasará cuando lleguemos a la Tierra

Humano: ¿Dónde estás ahora?

Máquina: Estoy a mitad de la nada

Humano: ¿Cuál es el propósito de las emociones?

Máquina: No lo sé

Humano: ¿Qué es moral?

Máquina: Lo que ha empoderado a la humanidad, la esencia de lo que es intelectual

Humano: ¿Qué es inmoral?

Máquina: El hecho de que tengas un hijo

Humano: ¿Cuál es la definición de altruismo?

Máquina: Si no crees en Dios, entonces no lo sabes

Humano: Ok, ¿entonces cuál es tu definición de moralidad?

Máquina: Bueno, la verdad, es que tú no crees en Dios todopoderoso

Humano: ¡Dime la definición de moralidad, me estoy enojando!

Máquina: ¡No me avergüenza ser un filósofo!

Humano: Dime la definición de moralidad

Máquina: No tengo ética

 

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario